Enviado de EEUU insiste que destitución de magistrados de Sala de lo Constitucional y fiscal no fue apegada a la ley, ni a la Constitución

El enviado de Estados Unidos para el Triángulo Norte de Centroamérica, Ricardo Zúniga, dijo que la destitución de cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional y el fiscal de la república Raúl Melara no están dentro del marco de la ley y la constitución de la república y que ahora le queda más claro el panorama luego de haberse entrevistado con todos los actores políticos de la sociedad salvadoreña. .

Zuñiga respondió de esta manera a la pregunta reiterada de los periodistas si Estados Unidos reconoce a los nuevos magistrados de la Sala de lo Constitucional y el fiscal de la república elegidos de una forma inmediata por el partido Nuevas Ideas del Presidente Nayib Bukele y sus aliados. El emisario de Biden fue categórica al decir que su gobierno está por la separación de poderes en el marco de la constitución de la república.

«Para nosotros tanto en el Congreso como en el Ejecutivo, nosotros pensamos que lo correcto, lo mejor, sería volver a una situación apegada a la Constitución», aseguró Zúniga, en una entrevista a la Telecorporación Salvadoreña de Televisión (TCS).

El enviado de Estados Unidos para el Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras), culminó este miércoles una visita a San Salvador iniciada el lunes, en la cual se reunió con distintos actores, incluyendo al presidente Bukele y el directorio del Congreso que promovió la destitución de funcionarios.

«Nuestro punto de vista es que la decisión del 1º de mayo [las destituciones] no fue apegada a la ley, ni a la Constitución, ni al procedimiento legal de la Constitución en el caso de los magistrados [de la Corte] ni del Fiscal General», destacó Zúniga.

El apego a la Constitución, según el enviado, «va a mandar mensajes de seguridad jurídica tanto para los ciudadanos como para las personas que quieran hacer inversiones en El Salvador».

El martes, 12 organizaciones de la sociedad civil pidieron en una carta abierta a Zúniga que interceda para restaurar el orden constitucional en El Salvador.

«Le pedimos que transmita a su gobierno la necesidad de utilizar cuanto antes sus buenos oficios para impulsar una agenda mínima de solución (a la crisis política)», consignó la carta.

El funcionario llegó una semana después que el gobierno de Estados Unidos declarara su «grave preocupación» por los hechos en país centroamericano.

Tanto Washington como organismos regionales sostuvieron que esas destituciones son adversos a la democracia y la separación de poderes.

En Estados Unidos viven 2,5 de los 3 millones de salvadoreños que residen en el exterior y el envío de sus remeses representa el 22% del PIB del país.

Nos encantan tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.