Andrés García señala a los posibles asesinos de la mamá de Luis Miguel

La vida de Luis Miguel siempre ha estado rodeada de misterios, que se han ido revelando poco a poco a través de  su serie autobiográfica, pero también de investigaciones periodísticas, basadas en entrevistas con los testigos de lo que se vivió.

Como el caso del actor Andrés García, quien fue muy cercano a la familia de El Sol de México, y reaccionó ahora que en la serie se habló sobre el asesinato Marcela Basteri, la mamá del famoso cantante. 

“Luisito Rey me pidió a mí que lo ayudara a matarla, lo mandé a la chi***** y a Arturo Durazo, jefe de la policía de México”, comenzó diciendo el famoso actor, quien sin pelos en la lengua dio más detalles de esta escalofriante petición. 

Y es que al preguntarle si lo que LuisMi deja entrever en la serie, es que su mamá efectivamente murió accidentalmente, porque supuestamente Luisito Rey fue quien la mató, García no dudó en responder de manera contundente. 

“Es cierto, entonces no fue accidental. Según lo que yo sé no, pero bueno, si esa es la historia que está contando Micky déjenlo así, es su mamá”, dijo Andrés García. 

Y agregó, “Para cualquiera, que se muera tu mamá y que la mate tu papá es fuertísimo, ¿no?”, sentenció la estrella de las películas mexicanas, quien además narró cómo a él le pidieron que ayudara en este supuesto crimen. 

“Me invita Luisito a España, y en cuanto llegué lo primero que me dice es eso: ‘oye necesito matar a Marcela, a ver si tu conoces a alguien’, le dije estás loco cab***, ya había llegado Mickey y Andresito mi hijo también estaba ahí, le eché un grito Micky, y vino con Andresito. Aquí el pend** de tu papá, quiere mandar a matar a tu mamá, para que lo sepas y la cuides. Yo no sé si Mickey lo creyó o no, pero yo cumplí con advertirle y realmente lo logró, lo hizo, pero yo no creo que haya sido de un balazo”, fueron las escalofriantes frases que soltó García.

 Y finalizó diciendo, “Yo creo que la ahogó, mi sentimiento es que la ahogó y la enterró en el pasto a lado de la alberca. A mí me dio la corazonada de que algo había pasado ahí, y que ahí la habían matado, es una corazonada porque ellos estaban como asustados, como que tenían ganas de irse de ahí lo más rápido posible y nadie estaba viviendo en esa casa. Todavía dijo Luisito Rey al encargado, que era un señor que vivía cerca, ‘bueno, ya nos vamos, ya le enseñamos la casa a Andrés, entonces cierre usted y no le abra a nadie para nada’ y yo tuve la sensación de que algo raro había pasado ahí en esa casa”.

Nos encantan tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.