Escándalo de presunta corrupción en el gobierno provoca reacciones encontradas en población

Cómo dice el refrán cuando el río suena piedras lleva, así  resume don Hipólito López a quien encontramos en un parque de San Miguel leyendo un matutino e informándose de los escándalos de presuntos actos de corrupción de la administración Bukele en el manejo de la pandemia de COVID19.

Don Hipólito un hombre de 70 años quien todavía trabaja vendiendo sorbetes es un anciano que dice estar bien informado para que nadie lo engañe, si bien que le dio el voto a Bukele en las pasadas elecciones ya empieza a dudar de su transparencia porque existe mucho ruido sobre las supuestos escándalos y cómo dicen “el que nada debe nada teme, ellos debería ser los primeros en informar cómo gastaron las chirilicas”, dice con una sonrisa irónica.

Mientrás don Hipólito habla otras dos vendedores que están a poco metros se involucran en la conversación e indican : “Mire señor la verdad que cuando llegan al poder todos roban, nosotros no sabemos ni en que pensar porque este presidente si nos dio mucha paja”, pero solo ellos saben lo que están haciendo.

En las últimas horas el ministro de salud Francisco Alabi admitió un informe de CICIES sobre irregularidades en compras pero aseguró que no lo denunciaron ante Fiscalía

El funcionario aseguró que el aviso a la Fiscalía llegó de un auditor de la CICIES pero a título «personal». Dijo que no debió hacerse, que fue «apresurado» e «irresponsable». Reconoce que «es imposible que en un estado de emergencia pueda cumplirse toda la ley LACAP». Justificó ante los insistentes señalamientos de malos manejos de los recursos de la pandemia.

Alabi admitió la mañana del jueves  que la Comisión Internacional contra la Impunidad en El Salvador (CICIES) les presentó «un primer informe» que habla de «irregularidades en procesos de compra».

Justifica que se tratan de «errores de forma» que «pueden suceder en el día a día» debido a los «eventos extraordinarios» derivados de la pandemia de covid-19 que «hacen que se trabaje por mucho tiempo».

Errores pero no presunto acto de corrupción, como la compra que hizo al presidente del Fondo Ambiental de El Salvador (FONAES) Jorge Aguilar. «Uno no puede tener ese tiempo de ser tan minucioso», dijo

Si por algo la mayoría de partidos políticos cayeron en desgracia con sus seguidores es precisamente por estos escándalos reconoce don Hipólito quien lo está pensando dos veces ir a votar, y cree que muchos de sus amigos ahora tienen más dudas.

Doña Tina amiga de don Hipólito, dijo a la red informativa sentirse defraudada con el actual gobierno, pues si bien repartieron 300 dólares pero ella nunca fue beneficiaria, y para estos cinco meses de pandemia se la vio a palitos para llevarle comida a sus cuatro hijos aun en edad escolar.

Nos encantan tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.