Trump mejora, podría recibir alta este lunes tras hospitalización por coronavirus

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podría ser dado de alta este lunes si sigue mejorando como en las últimas horas tras su ingreso el viernes por coronavirus. «Si sigue hoy con buen aspecto y sintiéndose bien esperamos que pueda recibir el alta mañana mismo y trasladarse a la Casa Blanca para seguir con su tratamiento», ha declarado este domingo el equipo médico del mandatario estadounidense. Leer más..

El doctor Brian Garibaldi ha explicado que se ha suministrado una segunda dosis del antiviral remdesivir este sábado y que «hoy se siente bien». «Ha estado de pie y paseando. Nuestro plan para hoy es que coma y beba y esté fuera de la cama», ha explicado Garibaldi en rueda de prensa.

También ha participado en el acto con la prensa el médico personal de Trump, Sean Conley, quien ha destacado que el paciente sigue «mejorando», pero, como en cualquier enfermedad, «hay altibajos».

«Durante esta enfermedad el presidente ha sufrido dos episodios de caída pasajera de la saturación de oxígeno. Debatimos los motivos y si teníamos que intervenir y el equipo decidió basándose en el progreso del diagnóstico inicial que el suministro de dexametasona», ha apuntado.

Trump confirma que está «mucho mejor»

«Llegué aquí, no me sentía muy bien, pero ahora me encuentro mucho mejor. Estamos trabajando duro para volver del todo. Tengo que volver porque todavía tenemos que hacer Estados Unidos grande de nuevo», ha asegurado Trump en un vídeo en el que añade: «Creo que estaré de vuelta pronto». «Me siento bien, pero en los próximos días parece que será la verdadera prueba. Veremos lo que pasa en los próximos dos días», añade el mandatario.

«Quiero terminar la campaña de la manera que lo hemos estado haciendo», apunta Trump, que ha tenido que suspender todos sus compromisos públicos desde el jueves por la noche, cuando se hizo público que había dado positivo por covid-19.

Mensajes confusos desde la Casa Blanca sobre la salud de Trump

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, había indicado que hubo señales «muy preocupantes» el sábado y que las siguientes 48 horas serán «críticas» para conocer cómo evolucionará el mandatario.

Según fuentes consultadas por el diario The New York Times, antes de ser trasladado al hospital, Trump tuvo que recibir oxígeno porque sus niveles en sangre habían caído y tenía dificultades respiratorias.

«Vamos a ganar a este coronavirus o cómo lo quieran llamar», afirmó el mandatario en el vídeo, que no está fechado. «No podía quedarme en la Casa Blanca encerrado. Si salir, sin poder ir siquiera al Despacho Oval», señaló el mandatario, quien dijo que tenía que «confrontar el problema» de su enfermedad.

 

Nos encantan tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.