Trump se somete a cuarentena luego de que colaboradora diera positivo a COVID-19

El presidente de  Estados Unidos, dio a conocer este jueves que iniciará un proceso de cuarentena, junto a su esposa, luego de que Hope Hicks, colaboradora cercana al mandatario, diera positivo a COVID-19. Leer más

“Hope Hicks, que ha estado trabajando tan duro sin siquiera tomarse un pequeño descanso, acaba de dar positivo en COVID-19. ¡Terrible! La Primera Dama y yo estamos esperando los resultados de nuestras pruebas. Mientras tanto, ¡comenzaremos nuestro proceso de cuarentena!”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

«Acabo de salir a hacer una prueba, me dijeron que volvería más tarde, supongo, y la primera dama también porque pasamos mucho tiempo con Hope y otros. Así que veremos qué pasa ”, dijo el mandatario más temprano.

Hicks viajó con Trump a bordo del Air Force One hacia y desde el debate presidencial en Cleveland el martes y a un mitin en Minnesota el miércoles. Se sentía mal en Minnesota y la pusieron en cuarentena a bordo del avión presidencial de camino a casa, según personas familiarizadas con el asunto.

Las personas pidieron no ser identificadas porque la infección de Hicks no se había anunciado públicamente hasta la entrevista de Trump. Los mensajes que se le dejaron a Hicks no fueron devueltos de inmediato.

«Recibiré mi examen esta noche o mañana por la mañana», dijo Trump. Dijo que estaba «sorprendido» por la infección de Hicks, y señaló que a menudo usa una máscara. “Es una persona muy cálida”, dijo.

Sugirió que los miembros del ejército o de las fuerzas del orden público podrían representar un riesgo de infección para el personal de la Casa Blanca, incluido él mismo.

“Sabes, es muy difícil cuando estás con soldados, cuando estás con aviadores, estás con infantes de marina y oficiales de policía, estoy con ellos tanto que cuando se acercan a ti, Es difícil decir ‘quédate atrás, quédate atrás’, ya sabes ”, dijo Trump.

“Es una situación difícil. Es algo terrible ”, expuso.

Añadió más adelante en la entrevista que «gente del ejército o de las fuerzas del orden» se le acercan a él y a su personal y «quieren abrazarte y quieren besarte porque realmente hemos hecho un buen trabajo por ellos».

“Te acercas y suceden cosas”, aseveró.

Hicks es la última persona en la órbita de Trump en contraer el virus, que ha infectado a más de 7.2 millones de estadounidenses y ha matado a más de 200 mil. Otros miembros del personal de alto nivel contrajeron el COVID-19 y se recuperaron, incluido el asesor de seguridad nacional Robert O’Brien, pero pocos pasan tanto tiempo con el presidente como Hicks, cuyo servicio se remonta a su campaña de 2016.

A algunas personas cercanas a Hicks se les dijo que estaba experimentando síntomas de la enfermedad.

«El presidente se toma muy en serio la salud y la seguridad de sí mismo y de todos los que trabajan para apoyarlo a él y al pueblo estadounidense», dijo el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, en un comunicado. “Operaciones de la Casa Blanca colabora con el médico del presidente y la Oficina Militar de la Casa Blanca para garantizar que todos los planes y procedimientos incorporen la guía actual de los CDC y las mejores prácticas para limitar la exposición al COVID-19 en la mayor medida posible, tanto en situaciones complejas como cuando el presidente está de viaje.»

Es probable que el desarrollo inflame las críticas a la respuesta de la administración Trump a la pandemia de coronavirus, así como a la indiferencia del presidente por las medidas de salud pública para combatirla.

Trump rara vez usa una máscara y ha menospreciado a su retador a la reelección, Joe Biden, por cubrirse la cara de manera rutinaria. El presidente ha reanudado la celebración de grandes mítines de campaña en los que miles de sus partidarios se reúnen, hombro con hombro, pocos con máscaras.

La mayoría de los eventos se llevan a cabo al aire libre en aeropuertos, pero dos eventos recientes en Arizona y Nevada fueron en interiores, un entorno que los expertos en salud pública advierten aumenta el riesgo de transmisión del virus.

Nos encantan tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.