Qué es QAnon, la teoría conspirativa que combina satanismo, pedofilia, poder y “Estado profundo”

Esta historia empezó a cocinarse en Comet Ping Pong, una popular pizzería ubicada en el barrio Chevy Chase de Washington D.C. En octubre de 2016, un mes antes de las elecciones en las que Donald Trump derrotó a Hillary Clinton, el restaurante apareció mencionado en muchos de los mails de John Podesta, director de la campaña demócrata, que habían sido difundidos por WikiLeaks. Leer más..

Algunos de los correos eran intercambios entre Podesta y James Alefantis, el dueño del lugar, y versaban sobre la organización de eventos para recaudar fondos. Nada particularmente escabroso. Sin embargo, fue el origen de una insólita teoría conspirativa conocida como Pizzagate. Inventada en páginas web marginales, y luego propagada por comunicadores muy controversiales, como Alex Jones —fundador de InfoWars—, sostenía que dirigentes demócratas realizaban en el sótano de Comet Ping Pong rituales satánicos en los que abusaban de niños.

Convencido de que la denuncia de la que leía todos los días en distintos foros era cierta, y de que tenía que hacer algo para detener lo que estaba ocurriendo, Edgar Maddison Welch fue a la pizzería el 4 de diciembre de 2016. Estaba armado con un rifle AR-15, una escopeta y un revólver. Tras ahuyentar a clientes y empleados, fue en busca del sótano. No encontró ninguno porque nunca existió. Sí había una puerta cerrada con llave, que abrió a balazos. Al ver que no era más que un depósito de cosas viejas, se entregó a la Policía.

Nos encantan tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.