Internas de Nuevas Ideas afianzan planes oficialistas en El Salvador

 (Prensa Latina) La aspiración del presidente Nayib Bukele de gobernar sin una oposición incómoda quedó afianzada en las primarias del partido Nuevas Ideas, que debuta en los próximos comicios. Leer más..

La formación cian, fundada por Bukele con una militancia básicamente hastiada del sistema tradicional de partidos, cumplió con el protocolo establecido por la Ley de Partidos Políticos, y eligió a sus candidatos a las elecciones legislativas y municipales de 2021.

La gran peculiaridad del proceso fue la postulación casi masiva de funcionarios del Ejecutivo, incluso ministros, que dejarían sus cargos tras poco más de un año para optar por un curul o una silla edilicia, por paradójico que parezca.

Sin embargo, el abogado Eduardo Escobar, de la plataforma Acción Ciudadana, coincide con Prensa Latina en que podría tratarse de una hábil maniobra de marketing político, al llevar a las planillas personas con mucha visibilidad ante el electorado.

Escobar resaltó que la mayoría de estos candidatos pertenecen al círculo de confianza de Bukele, y algunos formaron parte de su equipo cuando era alcalde de San Salvador.

Entre estos destaca el ministro de Gobernación, Mario Durán, exconcejal de la capital, que ahora espera regresar al gobierno de la capital, pero como edil.

A su vez, Suecy Callejas dejaría las riendas de un ministerio de Cultura por el que pasó sin pena ni gloria, para intentar llegar a la Asamblea Legislativa.

Otro allegado del jefe de Estado que busca un escaño en el Parlamento unicameral de esta nación es el secretario privado de Casa Presidencial, Ernesto Castro, quien fue el aspirante más votado en las internas de Nuevas Ideas.

Según el portal investigativo Gatopardo, 17 de los 34 candidatos electos por Nuevas Ideas en los departamentos de San Salvador y La Libertad son empleados de la administración Bukele, ya sea de ministerios, autónomas y otras dependencias estatales.

Los ‘golondrinos’, como llaman sus críticos a los seguidores de Bukele, aspiran a lograr en las elecciones de febrero de 2021 un triunfo tan inobjetable como el obtenido en 2019, cuando se impusieron en las presidenciales en primera vuelta.

Las primeras encuestas de intención de voto sugieren una victoria de Nuevas Ideas, pues casi el 40 por ciento de los consultados estaría dispuesto a votar por los candidatos oficialistas.

No obstante, ciertos incidentes en las internas minaron la imagen de transparencia vendida por Nuevas Ideas, por denuncias de fraude y otros delitos electorales que causaron desencanto en muchos que creen fielmente en el proyecto.

El proceso fue tildado de ‘farsa’ por seguidores del partido cian en el extranjero, uno de los bastiones de la organización política que preside un primo de Bukele, Xavier Zablah.

El escándalo se destapó cuando numerosos electores intentaron ejercer el sufragio por vía digital, como fue concebida la elección para evitar aglomeraciones en medio de la pandemia de Covid-19, y el sistema les decía que ya habían votado.

Las denuncias fluyeron, y la Comisión Nacional Electoral de Nuevas Ideas tuvo que admitir los intentos de suplantar la identidad de varias decenas de afiliados mediante la compra de chips telefónicos.

Las autoridades electorales aseguraron que una comisión de ética investigaría las denuncias para sancionar a los infractores, pero hasta el momento nada ha trascendido, y los candidatos ya fueron inscritos.

De acuerdo con Gatopardo, durante la jornada también se registraron denuncias de compra e inducción de votos, desafiliaciones, acoso de militantes, desinformación y violación al silencio electoral.

La militancia no se quedó callada, y un grupo de simpatizantes y afiliados se concentró en la plaza Divino Salvador del Mundo para exigir la destitución de Zablah y la anulación de las internas.

Más allá de las protestas -y el cambio de casaca de algunos precandidatos-, los plazos del Tribunal Supremo Electoral impiden una supuesta repetición de las internas de Nuevas Ideas.

Vencida la fecha para que los partidos definan a sus candidatos, solo resta esperar al próximo 28 de febrero, fecha fijada para la elección de alcaldes, concejales, diputados a la Asamblea y al Parlamento Centroamericano.

Una eventual victoria de los candidatos de Nuevas Ideas o de Gran Alianza por la Unidad Nacional, el partido que permitió a Bukele pujar por la presidencia, afectaría el sistema de contrapesos de la débil democracia salvadoreña.

Hasta ahora las propuestas más polémicas de Bukele han chocado con la mayoría opositora en la Asamblea, pero el desgaste de los partidos tradicionales, y el rédito electoral que deja la pandemia, podría jugar a favor del publicista devenido jefe de Estado.

Nos encantan tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.