Una mujer fallecida , viviendas inundadas y más de un centenar de evacuados deja en el oriente remanente de tormenta Amanda

Una mujer murió, más un centenar de familias damnificadas y  muchas viviendas inundadas por el desbordamiento de ríos quebradas en el oriente del país tras los remanentes de la tormenta tropical Amanda que dejó  muerte y cuantiosos daños materiales. Leer más..

Temprano de este lunes primero de junio una familia fue arrastrada por la corriente en el barrio San Antonio en La Unión, un joven y su hermanita fueron auxiliadas por los habitantes, mientras que la madre falleció. El cuerpo sin vida de Mayra Yaneth Hernández Villatoro, 37 años fue encontrado dos horas después por los policías y personal de la Fuerza Naval en la bahía de La Unión, frente al sector de las Chácaras, barrio San Carlos.

Las intensas lluvias caídas en el oriente de El Salvador provocaron el desbordamiento de los ríos, quebradas, árboles caídos, desprendimientos de tierra, rocas,  familias evacuadas, cultivos anegados por el lodo y el agua.

Los reportes de las autoridades policiales y de la Fuerza Naval coinciden que la mujer junto a sus dos hijos, una niña de 13 años, y un niño de 3, se encontraban afuera de la vivienda cuando fueron sorprendidas por la repentina repunta de la quebrada del barrio San Antonio de la Unión.

También se informó que en el  cantón Hato Nuevo, el desbordamiento de una quebrada dejó incomunicados alrededor de doscientas viviendas, algunas familias lograron sacar ropas y algunos electrodomésticos y se refugiaron en otras casas de vecinos y parientes.

Mientras que en el caserío Las Brisas cantón Pavana jurisdicción de San Alejo La Unión, el río  Santa Cruz se salió de su cauce y provocó inundaciones en viviendas y la caída de un árbol que dejó daños materiales en el puente del lugar y obstaculizó el paso.

«Fíjese el río empezó a llenarse como a las cinco de la mañana y fue en tan poco tiempo que todos ya no pudimos salir por un callejón, muchos estamos aquí en una casa esperando que nos ayuden, indicó Cindy  Martínez una de las líderes de la comunidad.

El subcomisionado Max Martínez, subjefe de la delegación policial de La Unión, manifestó que actualmente están haciendo un censo para determinar el número exacto de las viviendas afectadas, personas albergadas en las zonas de alto riesgo.

En los caseríos de Candelaria de la «Rompición» y Barrancones del cantón Piedras Blancas, de Pasaquina, las viviendas siguen inundadas tras el desbordamiento del Goascorán.

En el caserío «Güiscoyol» del cantón Anchico en la jurisdicción de San Miguel 77 pobladores fueron evacuados luego de la inundación de unas quince viviendas con la crecida y desbordamiento del río Grande.

El paso por las curvas del Gavilán que conduce de San Miguel a la Unión se interrumpió por los  derrumbes.

Nos encantan tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.