El grito de un reportero en la televisión en vivo: ‘¡Me disparan! ¡Me están disparando!

Desde un equipo de televisión agredido por manifestantes hasta un fotógrafo golpeado en el ojo, los periodistas fueron atacados en las calles de Estados Unidos, destacó el periódico The New York Times. Leer más..

Linda Tirado, una fotógrafa independiente, activista recibió un disparo en el ojo izquierdo el viernes mientras cubría las protestas callejeras en Minneapolis.

Tirado es una de varios periodistas en todo el país que fueron atacados, arrestados o acosados ​​por los manifestantes y  policías durante sus coberturas de los levantamientos que han estallado en todo los Estados Unidos después de la muerte de George Floyd en Mineapolis.

Con la pérdida de confianza en los  medios de comunicación, los periodistas se han convertido en blanco.

Una docena de ciudades estadounidenses vivieron esta noche de violentas protestas por el asesinato del afroamericano, George Floyd, en claro desafío a los «toques de queda».

Filadelfia, Los Ángeles, Atlanta y Minneapolis, entre otras, han decretado el «toque de queda» para contener a protestantes indignados por el asesinato, esta semana, de Floyd, a manos de un policía.

El afroamericano murió cuando un policía de Minneapolis, que ya guarda prisión, se arrodilló sobre su cuello hasta asfixiarlo, poco después de haber sido arrestado.

Un periodista de televisión en Louisville, Ky., fue golpeado por una bola de pimienta en la televisión en vivo por un oficial que parecía estar apuntando a ella, haciendo que exclamara en el aire: “¡Me están disparando! ¡Me están disparando!

Fuera de la Casa Blanca, los manifestantes atacaron a un corresponsal de Fox News y su tripulación, tomando el micrófono del periodista y golpeándolo con él.

En Atlanta, las masas de manifestantes el viernes por la noche se reunieron en la sede de CNN, donde irrumpieron por la puerta principal, lanzaron fuegos artificiales y destrozaron el edificio.

Temprano en el día, Omar Jiménez, un reportero de la red, fue detenido mientras informaba en vivo , a pesar de que se ofreció con calma a mudarse a la ubicación que le gustaba al oficial de policía. El sábado, informó que el camarógrafo y el productor de su tripulación fueron alcanzados por balas de goma.

Tirado, de 37 años, viajó  a Minneapolis desde Nashville para fotografiar las protestas y se puso gafas para protegerse los ojos. En la conmoción huyó del gas lacrimógeno.

«Estaba apuntando a mi dijo la fotoperiodista  , bajé la cámara por un segundo y luego disparó por mi cara», dijo en una entrevista telefónica después de ser dada de alta del hospital. “Inmediatamente sentí sangre y grité: ‘¡Estoy siendo atacada! ¡Soy prensa! »

La fotoperiodista independiente dijo que creyó que el disparo era una bala de goma, vino que le había disparado la policía. Los manifestantes la llevaron y ella se sometió a una cirugía en una hora. Aunque los médicos le dijeron que no es probable que recupere la visión de un ojo está optimista  por una cosa: que tendrá la posibilidad a futuro obturar su cámara y mirar con el ojo derecho.

 

Nos encantan tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.