Cuarentena en el circo: «cuando no hay función, no hay comida»

No es lo mismo pasar la cuarentena con comida y bajo techo, que cubierto por una maltrecha y sofocante carpa de circo, con el inclemente sol de la costa salvadoreña, a cerca de 40 grados celsius de temperatura, sin comida y ni siquiera la esperanza de los 300 dólares de subsidio.

Así viven desde hace más de un mes los artistas del Circo Hermanos Maravilla que se quedaron con la carpa instalada, pero sin poder trabajar en Playas Negras, cantón El Jagüey del municipio de Conchagua en el departamento de La Unión.

La ayuda recibida hasta hoy ha sido mínima y la desesperación por la comida es cada día más acuciante expresan con desanimo los que antes vivían de provocar la risa del público.

Don Omar Calderón del Circo Hermanos Maravilla dice que tratan de sobrevivir, pero las dificultades son más cada día.

2 comentarios en “Cuarentena en el circo: «cuando no hay función, no hay comida»”

  1. Pingback: En oriente los payasos salen a pedir por falta de trabajo y apoyo del gobierno

Nos encantan tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.