Lázaro Ramos el panadero ejemplo de emprendedurismo en Chirilagua

Es un joven callado sencillo y humilde que un día de tantos llegó a la ciudad de Chirilagua acompañado de su pareja a buscar nuevos derroteros a tierra desconocida con un clima adverso y costumbres distintas de su natal Mapulaca municipio hondureño fronterizo con El Salvador. Leer más..

Cuando apenas tenía 21 años cruzó el puente integración sin mayor control y dificultad.  A los pocos minutos estaba en el departamento de Cabañas, a tras quedaba su su infancia en  Mapulaca, Honduras, municipio más identificado con El Salvador que con ese país puesto que con la dolarización también este poblado se dolarizó, dando curso legal al bimonetarismo es decir la circulación del Dólar y el Lempira.

Pero Lázaro Ramos nacido en el seno de una familia numerosa, estaba consiente que tenía que buscar mejores oportunidad en otro lugar, su primer destino fue Sensuntepeque fue en ese lugar dónde se enamoró y acompañó con su actual pareja. Le salió oportunidad de trasladarse  a Chirilagua, lugar del que nunca había escuchado.

Su nuevo empleo fue de aprendiz  de panadero, dónde desarrollaba jornadas laborales que se extendían  más allá de las 14 horas, cuando ya había aprendido el trabajo decidió independizarse con un poco temor a la desconocida labor del emprendimiento.

Y vaya que no se arrepintió y como reconoce por bendición de Dios como se llama su proyecto fue expandiendo su mercado y  a menos de un año  el sabor que produce su pan  está en el paladar de los chirilagüenses.

Y es que Lázaro Ramos es un ejemplo de emprendimiento, de lucha por alcanzar grandes objetivos en la vida,  pero que estos ahora se ven amenazados por la cuarentena de 30 días que cumplen obligatoriamente los salvadoreños, tras una orden presidencial para frenar el avance de la pandemia del coronavirus.

Lázaro confía en Dios al igual que los pequeños microempresarios en resurgir una vez pase esta amenaza para la salud de todos los salvadoreños. Obviamente que como pequeño empresario depende del suministro de harina de las grandes compañías y la posibilidad que se le permita de seguirle sirviendo su producto con esmero a los chirilagüenses que cumplen esta cuarentena obligatoria.

 

Nos encantan tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.