Demandan a policía estatal de Maryland por detener a un salvadoreño que cortó un árbol

WASHINGTON.— El salvadoreño José Ricardo Villalta cumplió este lunes 110 días bajo custodia de ICE y no podrá pasar el “Día de Acción de Gracias” con su familia: fue arrestado por cortar un árbol, y enfrenta la deportación. Su familia entabló este lunes una demanda contra la policía estatal de Maryland por detención arbitraria.

Villalta, de 31 años, acudió a la casa de su tío en Rockville (Maryland) para cortar un árbol muerto en agosto pasado. Pero no tenía la debida licencia para hacerlo.

Esta es una infracción civil que acarrea sólo una multa, pero tres policías del Departamento de Recursos Naturales de Maryland (DNR, por su sigla en inglés) lo arrestaron y entregaron a agentes de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) cuando constataron que Villalta tenía una orden de deportación por infracción migratoria.

«Él no es un criminal»

Durante una conferencia de prensa en Langley Park (Maryland), su abogada, familiares, y activistas aseguraron que el arresto de Villalta es otro ejemplo del “abuso de poder” de las autoridades.

“Este abuso de poder anticonstitucional ha alterado la vida del señor Villalta, al separarlo de su familia y comunidad; ha infundido miedo a las autoridades policiales en su comunidad, y ha violado la Constitución de Estados Unidos”, indicó la demanda presentada este lunes.

La tía de Villalta, Mirna Canales, y la hermana gemela de éste, María, se presentaron ante las cámaras de televisión rodeadas de familiares y activistas de CASA de Maryland, con pancartas que rezaban “él no es un criminal”, “las familias pertenecen juntas” y “no más deportaciones”.

Ambas indicaron que Villalta sufre de depresión en el encierro, y pidieron la ayuda de la comunidad para que las autoridades lo pongan en libertad para los próximos días festivos.

El de Villalta no es el único caso en Maryland en que agencias estatales se implican en tareas migratorias, y la bancada demócrata impulsa una legislación para limitar la cooperación con ICE.

Imagen

Imagen

Imagen

Según la demanda, el tío de Villalta afrontaba una multa de hasta 1,000 dólares si no eliminaba el árbol muerto de su propiedad en un plazo de 30 días. Villalta y su primo, Mauricio, acudieron a la casa el pasado 6 de agosto, en la que sería una tarea de varios días.

Al día siguiente, tres policías de DNR se presentaron a la vivienda –con dos vehículos patrulla, chalecos de bala, armas de fuego,  pistola paralizante, y esposas– tras recibir la denuncia de un vecino que aseguraba que alguien “estaba operando un negocio de árboles sin licencia».

Al ser interrogado, Villalta les dijo a través de su primo que no tenía licencia ni seguro para cortar árboles, pero les mostró su licencia de conducir de Maryland.

Los policías de DNR consultaron con ICE sobre su récord migratorio y lo detuvieron y esposaron hasta que pudieron trasladarlo a la custodia de la agencia. No le dieron acceso a un intérprete durante su arresto ni le explicaron el contenido de la multa que acababa de firmar, según la demanda.

Las infracciones a las leyes migratorias son de carácter civil, no criminal, por lo que las autoridades locales y estatales no pueden detener o arrestar a inmigrantes.

La agencia DNR es responsable de hacer cumplir las leyes estatales de Maryland relacionadas con la navegación, pesca y caza, y no tiene un acuerdo de cooperación con ICE para ayudar en tareas migratorias.

«Revisando sus políticas»

En una carta enviada a la asamblea estatal de Maryland, a la que tuvo acceso Noticias Telemundo, la DNR dijo que la agencia está «revisando sus políticas» para que concuerden con la de la policía estatal, que no ejecuta órdenes administrativas de ICE.

En ese sentido, un abogado de inmigración, Nicholas Katz, explicó que sin un acuerdo formal con ICE o una orden de arresto criminal firmada por un juez, las agencias estatales no tienen autoridad para interrogar ni arrestar o detener a extranjeros aún si sospechan que son indocumentados.

Pero Villalta pasó a la custodia de ICE, que lo transfirió a un centro de detención de migrantes en Luisiana, de donde estuvo a punto de ser deportado. Su abogado de Inmigración logró suspender ese trámite.

Villalta cumple este lunes 110 días en un centro de detención en Frederick (Maryland), y sigue afrontando peligro de ser deportado. El inmigrante salvadoreño, que trabajaba de forma independiente instalando techos en el condado de Montgomery, llegó ilegalmente a EEUU a los 17 años de edad tras la muerte de su padre.

Villalta pasó menos de un mes en un albergue para niños no acompañados del Departamento de Salud y Recursos Humanos pero, según sus familiares, no acudió a su cita migratoria porque nunca recibió el aviso. Entonces el juez emitió una orden de deportación en su contra.

Canales dijo estar consciente de la posible deportación de Villalta y, aunque sería un momento difícil para la familia, “se va a hacer lo que Dios quiera”.

Nos encantan tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.