El Salvador, al borde de la quiebra por el desplome de Bitcoin

El pasado mes de junio de 2021 El Salvador se convirtió en el foco de todas las miradas tras adoptar Bitcoin como moneda de curso legal. En aquel entonces, la criptomoneda se encontraba en unos niveles muy similares a los actuales, superando por poco los 30.000 dólares (28.338 euros). Sin embargo, el problema de esta adopción se está viendo reflejada en un posible impago de un bono de 800 millones de dólares (755 millones de euros) que vence en enero del año 2023, destaca el periódico digital español Libre Mercado.

En febrero de este año, el Fondo Monetario Internacional ya aseguró lo siguiente: «La adopción del bitcoin como moneda de curso legal se financia íntegramente mediante dinero público, a través de un fideicomiso. Si el precio del bitcoin se desploma, los recursos del fideicomiso podrían agotarse rápidamente. El gobierno, para seguir garantizando la convertibilidad entre el bitcoin y el dólar de EEUU, debería financiar el fondo fiduciario con recursos adicionales o mediante la emisión de deuda».

Eso es precisamente lo que está ocurriendo en la actualidad. Aunque la adopción de Bitcoin por parte de El Salvador no fue en el mes de junio, hasta septiembre el país no compró sus primeros bitcoins. En aquel momento, el precio oscilaba entre los 46.000 y los 53.000 dólares (43.450 euros y 50.000 euros) frente a los 33.000 actuales (31.000 euros).

Subrayá Libre Mercado que con toda esta situación, los precios de la deuda salvadoreña se han hundido más de un 15% durante el pasado mes de abril, una situación tan solo superada por Ucrania. La firma de valoración Fitch Ratings ha bajado la calificación de la deuda hasta CCC, la peor calificación posible. Esto hace ya no solo que para El Salvador se haya complicado el acceso al mercado del crédito para poder financiarse, sino que pone contra las cuerdas al país. De hecho, los inversores temen el impago del bono mencionado anteriormente.

Por otro lado, las negociaciones con el FMI para recibir un nuevo préstamo están estancadas debido a que el organismo insta a El Salvador a abandonar esta transición hacia una criptoeconomía. Por el momento, el país americano ha decidido paralizar la emisión de los llamados «bonos volcán», que iban a ser emitidos usando blockchain y cuyas ganancias iban a ir destinadas a la compra de más bitcoin. Además, toda esta situación está provocando una gran tensión social contra el presidente del país, Nayib Bukele que defiende el bitcoin tras haber adquirido 500 monedas a un precio de 30.744 dólares (29.163,5 euros) cada una, casi un 55% por debajo del valor máximo registrado por la criptomoneda.

Bukele ha asegurado que seguirá adelante con su plan de emitir 1.000 millones de dólares (949 millones de euros) en bonos bitcoin para financiar la construcción de la Bitcoin City, un espacio libre de impuestos que espera desarrollar en la costa del país. No obstante, los bonos en dólares del país centroamericano parecen vivir una realidad paralela a los planes del presidente.

Nos encantan tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.