El polémico caso del juez que tocó los genitales a una menor y que la justicia no considera delito

Tocar los genitales a una niña no es delito.Eso es lo que determinó el jueves un tribunal en El Salvador sobre unos hechos que tuvieron lugar el 18 de febrero.Y lo que generó un ola de indignación en el país, en forma de una multitudinaria manifestación la tarde de este lunes, y con varios hashtags cientos de veces compartidos en redes sociales. Leer más…

De acuerdo a la investigación de la Fiscalía, el magistrado de la Cámara Tercera de lo Civil de la Corte Suprema de Justicia Jaime Escalante tomó de los hombros a unaniña de 10 años que jugaba en la residencial Altavista II del municipio de Tonacatepeque, al norte de la capital San Salvador, y “le tocó la vulva”.

Acto seguido, escapó corriendo mientras la madre de la menor le perseguía hasta su vehículo.

Ante ello, la Fiscalía lo acusó de un delito de “agresión sexual a un menor o incapaz”, para lo que el Código Penal del país contempla una pena de entre ocho y 12 años de cárcel.La defensa, por su parte, arguyó que “el tocamiento no pone en riesgo la intimidad o libertad sexual de la persona”

Y la Cámara Primera de lo Penal de San Salvador resolvió que actos no constituyen tal delito, sino una falta denominada “actos contrarios a las buenas costumbres y el decoro público”, lo que conlleva una multa de entre 10 y 30 días.

Como consecuencia, se declaró incompetente para impartir justicia en el caso, y lo traspasó a un Juzgado de Paz, el de Tonacatepeque.

Ahora, la Fiscalía deberá presentar una nueva acusación en esa instancia, que usualmente lidia con casos civiles y no penales.

El malestar tomó las calles este lunes. Cientos de personas respondieron a la convocatoria que se difundió por redes sociales y llegaron frente al Centro Judicial Isidro Menéndez para protestar contra la decisión.

En los carteles que portaban se leían mensajes como “las niñas no se tocan, ni se violan, ni se matan” o “la justicia salvadoreña le ha fallado a la niñez por muchos años. ¡Basta ya!”.

El mandatario publicó en las redes sociales una solicitud a la Corte Suprema de Justicia para que investigue la actuación de los funcionarios judiciales de la Cámara Primera de lo Penal.

Esta Cámara justificó la decisión en un comunicado en el que afirmó que el actuar de los magistrados “se ha encontrado siempre apegado a la Constitución de la República, Convenciones de Derechos Humanos y la Ley”.

En el documento, los magistrados criticaron al presidente Bukele porque según afirman, sus señalamientos “constituyen una clara violación a la independencia judicial”.

El presidente salvadoreño, usuario asiduo de las redes sociales, respondió rápidamente a las críticas reiterando el hashtag que se ha popularizado con las protestas.

 

Nos encantan tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.